III Encuentro Nacional de Tallistas - Colón 2009.


"III Encuentro Nacional de Tallistas – 24º Fiesta Nacional de la Artesanía 2009", Colón, Entre Ríos, Argentina.



Talla en madera de algarrobo “Teko” 1º Premio.

“IV Salón Nacional de Artes Visuales – Ciudad de Cipolletti” - 2008.

Seleccionado en el “IV Salón Nacional de Artes Visuales – Ciudad de Cipolletti”, Río Negro (2008).

II Concurso Nacional de Tallistas - Colón 2008.

23º Fiesta Nacional de la Artesanía - II Concurso Nacional de Tallistas - Colón 2008.

1- Talla en algarrobo “Chicchan”. 2- Tallistas: Rubén Piñero (La Plata, Bs. As.), Rodolfo Froderman (Jujuy), Mario Morasan (Entre Ríos).




3 - Talla en madera de algarrobo Mario Morasan, Mención del jurado II Concurso Nacional de Tallistas 2008, 23º Fiesta Nacional de la Artesanía, Colón, Entre Ríos, Argentina.


Curso Proyecto: “Identidad Urbana – La Escultura en los Espacios Públicos”, 2006.








Proyecto: “Identidad Urbana – La Escultura en los Espacios Públicos”

Programa “Identidad Entrerriana”- Gobierno de Entre Ríos/Consejo Federal de Inversiones.

Realizado en la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad de Concepción del Uruguay, Entre Ríos, Argentina, del 16/9 al 9/12 del 2006.


“El escenario sirve a la necesidad metafísica del hombre.

El dilema de armonizar intereses personales y sociales es continua tensión en el hombre.

La calle, la vecindad, el pueblo o ciudad en la cual vivimos son una verdadera continuación de nuestras casas. Es necesario que esta idea amplia de hogar también produzca una emoción estética para satisfacer nuestra necesidad de belleza… un ámbito bien organizado, ya sea público o privado, tiene el poder de provocar ciertas emociones que nos afectan profundamente… es digna de notar la dicotomía en el hombre cuando actúa en dos sectores diferentes: el privado y el público o social.

Si se trata de su apariencia personal o sus objetos cercanos, se siente fuertemente motivado a satisfacer sus necesidades emocionales. Sin embargo, ese criterio cambia cuando sirve a la comunidad en calidad de administrador público. Olvida sus intereses como individuo y deja de lado el aspecto emocional de las obras que planifica, diseña y construye, así como también la integración armónica de los elementos que rodean las obras”.

Fragmento de “Escultura monumental y sociedad” del escultor Martín Blaszco.